Aprende a tapizar tus muebles ¿Qué materiales necesito?

La tapicería es un gran oficio para aprender y ejercer, ya que puede ser muy gratificante el crear nuevos muebles o renovar algunos otros. Si estás en busca de incursionar en este giro, o tal vez te apasiona el diseñar nuevas cosas, quizá tienes en mente un proyecto especial por re-tapizar, te compartimos esta guía básica con los suministros necesarios y cómo comenzar con el proceso tú mismo.

tapicería de muebles

Lo primero es alistar los suministros que necesitarás para tapizar, si bien la cantidad de tela o material varía según el proyecto que deseas realizar, hay un par de ellos que son básicos para cualquier tipo de tapicería, te enlistamos algunos de ellos:

  • Tela para tapicería, tal vez la parte más importante y lo que le dará totalmente vida a nuestro mueble; aunque técnicamente puedes volver a tapizar los muebles con cualquier tipo de tela, la mayoría de las telas no serán lo suficientemente gruesas y resistentes para durar muchos años. Busca una tela especial para tapizar, que es más gruesa y está hecha para resistir el desgaste mejor que otros tipos de tela. En Calypso contamos una infinidad de telas con diferentes texturas y características como impermeabilidad, pet friendly, de fácil limpieza y más, por lo que te sugerimos asesorarte con nuestros especialistas, para así asegurarte de elegir la tapicería adecuada para el proyecto que estás llevando a cabo.
  • Engrapadora o martillo de tachuelas, estos son necesarios para adherir materiales a la estructura de los muebles. Se prefieren grapadoras neumáticas o eléctricas, pero también se puede usar una pistola grapadora de alta calidad, de igual forma, un martillo de tachuelas tiene una cabeza magnética muy pequeña para ayudar a mantener las tachuelas en su lugar mientras las martilla, ya sea con fines utilitarios o decorativos.
  • Grapas, necesarias para unir la tela con el mueble, junto a la grapadora o el martillo.
  • Espuma para el relleno, dependiendo del tipo de mueble que estés tapizando, el relleno puede variar, ya que existen por pieza completa o como pedazos de espuma suelta.  Si tienes dudas de cómo elegir la espuma adecuada, checa esta publicación. 
  • Alicates, se utilizan para sacar los extremos de las grapas rotas.
  • Destornillador de cabeza plana, se usa para sacar tachuelas y grapas con cuidado (y con suerte sin dañar la madera) al quitar telas viejas o gastadas.
  • Pegantes, puede utilizarse para unir rápidamente los materiales sin necesidad de herramientas para su aplicación.
  • Metro de medición, no olvides sacar las medidas de toda la tela que necesites para así evitar faltantes o excedentes muy extremos. ¿Te gustaría aprender cómo medir correctamente la cantidad de tela que necesitarás para un mueble? Da clic aquí y descubre cómo en nuestro video tutorial. 

Descubre más insumos para tapicería de Calypso aquí.

Una vez que tienes completo todo tu kit para tapizar puedes comenzar con el proyecto.

¿CUÁL ES EL PROCESO PARA TAPIZAR?

1-. Retirar, alistar o medir: el primer paso dependerá del tipo de proyecto que estés realizando, si es un mueble nuevo como una cabecera, debes iniciar con la medición de tela junto a la madera que estarás utilizando, recuerda contemplar excedentes en las orillas porque de ahí es donde se tendrá el principal soporte al engrapar la tela.

Aprende a medir cuántos metros de tela necesitarás para tu proyecto. 

De lo contrario si lo que deseas es re-tapizar, deberás asegurarte de otros detalles más, primero deberás retirar con los alicates o el destornillador todo lo que tiene el mueble actualmente, desde la tela, espuma y grapas viejas, al hacer este proceso, recuerda hacerlo con cuidado para no dañar la estructura del mueble, posteriormente deberás evaluar si la madera o base sigue siendo resistente y de la calidad, para soportar las nuevas grapas y tela.

2-. Limpiar los muebles: Quitar la tela vieja, a menudo deja al descubierto la parte inferior sucia de los muebles usados; lo mejor es limpiar cualquier desorden o área sucia antes de agregar la tela nueva sobre la parte superior. Para los sofás, aspira el interior del marco y rocía el limpiador de telas sobre los cojines y la espuma para refrescarlos. Usa un poco de aceite para madera o limpiador para preparar las partes de madera de tus muebles y séllalos si es necesario.

Si tus muebles se dañaron o rayaron, toma un tiempo ahora para repararlos y prepararlos para una tela nueva.

Si deseas pintar la madera de tus muebles, debes hacerlo en este punto.

3-. Recortar patrones: Si tu mueble es nuevo y sin patrones, recuerda que deberás recortar cada una de las piezas, después de haberlas medido como lo mencionamos anteriormente, pero si tu mueble ya tenía una tapicería, coloca toda la tela que quitaste de tus muebles, asegurándote de saber qué pieza va a dónde (o dónde iba originalmente) y posteriormente puedes calcar sobre la nueva tela, los patrones de la tela anteriores. Esto te servirá como patrón y te permitirá cortar todas las piezas necesarias para tu proyecto.

Una vez que hayas medido/trazado todas las piezas, puedes cortar con mucho cuidado cada sección, asegurándote de marcar o hacer un seguimiento de dónde se colocará en el mueble. 

4-. Rellenar y engrapar: Una vez que tengas los patrones de la tela, se procede con el relleno del mueble, el proceso para esto dependerá también del tipo de espuma que se estés utilizando, por ejemplo, si es un trozo de espuma completo, deberás cortarlo con las medidas exactas para el mueble y después montar sobre este la tela para después comenzar a engrapar.

Si por lo contrario, es espuma suelta, puedes comenzar a engrapar una parte del mueble, para que de el efecto de una bolsa y puedas ir introduciendo poco a poco la espuma o fieltro y posteriormente engrapar sólo el pedazo que servía como orificio para rellenar.   

5-. Últimos detalles: Cuando se haya vuelto a colocar toda la tela en los muebles, debes coser los ribetes, los botones o colocar las patas o los pies en la parte inferior de los muebles. Esta es tu oportunidad de hacer cambios de última hora o agregar detalles de diseño que podrían no haber estado en el mueble original. Si decides que está completamente terminado, revisa el mueble para verificar que no haya hilos sueltos, por así decirlo, y que esté listo para colocarse como un accesorio permanente en tu hogar.

¿Qué tal te gustaría comenzar con tu próximo proyecto de tapicería junto a Calypso? Estamos seguros de que esta guía básica, será una buena forma de empezar, y recuerda que la práctica hace al maestro. Si las manualidades no son lo tuyo o prefieres la ayuda de un experto tapicero contáctanos vía WhatsApp y te podemos recomendar perfiles de tapiceros para tu proyecto.

Compartir artículo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos recientes

Crea tu propio gimnasio desde casa

Ejercitarse desde casa, independientemente del tipo de acondicionamiento que se realiza, es una excelente alternativa, para quienes prefieren ahorrar tiempo...

Leer más >>

Aprende a tapizar tus muebles ¿Qué materiales necesito?

La tapicería es un gran oficio para aprender y ejercer, ya que puede ser muy gratificante el crear nuevos muebles...

Leer más >>

Glamping ¿Qué es? y ¿Cómo construir este negocio?

La forma en que se viaja actualmente ha evolucionado. Ya no sólo queremos unas vacaciones genéricas. Ahora preferimos explorar bajo...

Leer más >>