Guía para tapizar tus muebles

Cuando quieras tapizar un sofá, silla, poltrona o butaco, tu primera acción sería llamar a un tapicero. A veces, el costo de esto puede estar fuera del presupuesto, por lo que podrías pensar en otras formas de rehacer el mueble.

Para ahorrar dinero, lo más sencillo sería hacer uno mismo el trabajo, sin embargo este proceso requiere tiempo y sobre todo mucho cuidado si es la primera vez que se hace, ya que puede existir el riesgo de estropear el mueble y estar en una posición peor de la que se comenzó.

Tapizar un sofá o cualquier mueble, no solo significa reemplazar la tela, también implica agregar nueva espuma y otros elementos. Necesitas muchos materiales y herramientas como tela, guata, grapadora, martillo, pegante y puntillas. Una vez hecho esto, el sofá retapizado se verá como una pieza nueva y estará listo para usarse durante muchos años. 

Es fácil tapizar un sofá siempre que tengas conocimiento del proceso, las herramientas y los materiales. Dicho esto, es difícil decidir si hacerlo uno mismo o recurrir al tapicero de confianza. 

Aquí hay algunos consejos rápidos que pueden ayudarte a tomar una decisión:

  1. ¿Qué tan viejo es mi sofá o mueble? Si ha estado contigo durante un par de años, es probable que esté hecho con buenos materiales.
  1. ¿El marco es sólido y está hecho de madera dura? Un sofá de alta calidad está hecho de madera dura para el marco, mientras que los sofás baratos generalmente se construyen con madera sintética.
  2. ¿Tiene valor sentimental? Si tu sofá es una reliquia familiar, harás cualquier cosa para devolverle la vida.

Si has decidido volver a tapizar el sofá con tus propias manos, sigue leyendo para conocer los pasos básicos de este proceso. 

Toma fotografías y anota las medidas

Antes de desarmar tu sofá, toma varias fotografías y apuntes. Al llevar a cabo este paso, te ahorrarás mucho tiempo ya que tendrás una idea de cómo volver a poner todas las piezas juntas y tomar nota de los materiales y suministros utilizados en el mueble. En ocasiones, el mueble requiere de un material específico.

Haz un boceto/bosquejo del mueble

Con un metro, papel y lápiz dibuja el sofá o mueble a reformar, para que apuntes las medidas de cada una de las partes del mueble. Cuando tengas estos elementos, es momento de proceder con las medidas. 

Lo primero que debes medir es el respaldo o espaldar del mueble. A ese resultado deberás sumarle unos 5 centímetros más para que la tela alcance y no queden espacios sin tapizar. La siguiente medición es la altura de los brazos o apoyabrazos del mueble. Para que la medida de esta sección sea correcta deberás introducir el metro en lo profundo de la ranura, allí donde suelen encontrarse monedas o boronas de comida. No olvides medir también la parte frontal del brazo. La otra parte a la que le debes tomar medida es al frente o la parte delantera del espaldar y al asiento (cojín del asiento).

En resumen debes tomar medidas de cada pieza de tela visible en el sofá y algunas piezas ocultas como la tela exterior del sofá (la tapicería de la carcasa del sofá), el tejido interior (la tapicería de la parte interior donde te sientas) y el tejido antipolvo que está ubicado debajo del mueble.  

¡Recuerda! las medidas que estás tomando son solo las partes de la tela que realmente puedes ver. Hay más tela oculta en el interior que no se puede ver, lugares donde la tela se cose o se engrapa para mantenerla en su lugar. Para compensar esa costura oculta o superposición, debes agregar un “margen” a cada pieza de tela. Ese margen serían los 5 cm antes mencionados.

Ahora que has medido, dibuja las piezas a pequeña escala para que puedas calcular cuánta tela necesitas en total. Antes de hacer esto, asegúrate de saber qué tan ancho es el rollo de tela que elegiste para que puedas planificar de manera efectiva los cortes para obtener el menor desperdicio de tela posible.

Desarma el sofá con cuidado

Aprenderás mucho sobre cómo volver a armar tu sofá al desarmarlo. Es importante observar las costuras con cuidado y realizar un seguimiento de qué capa se colocó encima de cada cual. Toma nota de todo lo que haces: cómo se colocaron las piezas en el sofá (qué lados se engraparon frente a dónde se usó una tira de tachuela, etc.), qué lado de la pieza se colocó primero y en qué orden se retiraron las piezas… Si puedes, toma fotografías de cómo se armó para que te ayude a recordar cómo volver a armarlo.

Dale la vuelta al sofá

El primer paso será darle la vuelta y quitarle las patas, luego quitar la cubierta que está debajo. Con unos alicates, retira todas las grapas alrededor de la parte inferior del sofá para que puedas comenzar a determinar qué pieza necesita quitar primero. Este proceso de eliminación de grapas probablemente llevará tiempo por lo que puedes pedirle  a alguien que te ayude si puede.

Retira la tapicería vieja con cuidado

Identifica la pieza que debe quitarse primero. En ocasiones, la primera parte que debes quitar es la parte exterior de la espalda. A medida que vas quitando las grapas puedes darte cuenta que algunos pedazos de tela están sujetas con tachuelas. Para quitarlas puedes usar un alicate en el pliegue de la tela donde está la tira de tachuela y levantarla suavemente.

Compra y corta la tela nueva

Para simplificar un poco el proceso de tapizado, puedes usar las medidas de la tela vieja desinstalada y de esa forma cortar la nueva. También debes elegir la tela de tapicería que desees, pero ten en cuenta que cuanto más delgada sea la tela, más rápidamente mostrará signos de desgaste.

Para evitar esto, te recomendamos usar telas vinílicas, que además de contar con diseños y colores innovadores, cuentan con una serie de propiedades que las hacen fáciles de instalar y coser, resistentes a microorganismos y fuego, impermeables, amigables con las mascotas y una alta durabilidad del color a la exposición del sol. 

Este tipo de materiales los podrás encontrar en Tiendas Calypso, donde la variedad y el diseño se ven reflejados en los materiales tipo cuero y tipo textil, inspirados en las últimas tendencias de decoración. Algunas de estas referencias que harán de tu mueble una obra de arte son: Silvertex, Samsara, Habana, Felicia y Maglia

Coloca la nueva tela 

Usando sus notas como guía, coloque su nueva tela de tapicería en el orden inverso al que quitó la tela vieja; la última pieza que quitó debe ser la pieza que colocó primero. Utilice una pistola de grapas para volver a engrapar la tela al marco. En caso de duda, consulte sus notas y fotografías. Tensa la tela mientras tapizas; no querrás que tu sofá se caiga de manera incómoda o parezca demasiado arrugado porque la tela está suelta.

El último paso es volver a colocar la cubierta antipolvo en la parte inferior del sofá. Esta cubierta camuflará todo el trabajo de grapas debajo y dejará el sofá con un aspecto limpio.

Estos son los pasos básicos para tapizar un mueble con nuestras propias manos. No obstante, ten presente que proyectos como otomanas y sofás con un diseño especial pueden ser mucho más difíciles de tapizar por lo que sería mejor acudir a un tapicero profesional. En cualquiera de los casos la espuma y la tela deben ser de la mejor calidad para que el mueble dure mucho más tiempo. 
Recuerda que en Tiendas Calypso podrás encontrar todos los insumos para este tipo de proyectos de tapizado. Visítanos en nuestro ecommerce para más información.

Compartir artículo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos recientes

Festejamos el mes del tapicero

¡Festejamos el mes del tapicero, estas son algunas de nuestras historias de éxito!

Inicia el mes de septiembre y junto con él, una celebración muy importante para nosotros: el Mes del  Tapicero. Sabemos...

Leer más >>

Seguridad en el trabajo: Previene accidentes con el equipo de protección adecuado

Un equipo de seguridad va más allá de proporcionar un casco por cumplir con una regulación, la seguridad en el...

Leer más >>

Geotextil: ¿Qué es? ¿Cómo usarlo y sus beneficios?

Los Geotextiles son un material que llegó a revolucionar diferentes industrias. El uso de esta tecnología ha evolucionado hasta convertirse...

Leer más >>