Ecoladrillos, una de las formas de reciclaje más creativas e innovadoras

Formas de reciclaje

El reciclaje se ha convertido en un tema sumamente importante en todos los aspectos de la vida. A pesar de esto, no todos saben como realizar un proceso de reciclaje correcto por lo que muchas veces estos residuos terminan en el lugar equivocado. 


¿Quieres conocer una de las formas de reciclaje más interesantes y que muchos países ya están implementando? Continúa leyendo para conocer más sobre esta innovadora manera de reciclar. 


Las botellas de plástico son el peor enemigo que se puede tener en casa. Las personas a menudo desechan las botellas  de manera irresponsable después de su uso y, por lo tanto, dañan el medio ambiente. Con un poco de creatividad, este material puede tener un buen uso. 


La tendencia para reciclar este material es convertir las botellas en ladrillos. ¿Cómo es esto? Los ladrillos ecológicos o como se les conoce mundialmente, ecobricks o ecoladrillos, son botellas plásticas con plástico usado limpio y seco. Estos ladrillos se fabrican con una densidad determinada para crear bloques de construcción reutilizables. 

formas de reciclaje

Los ecobricks reducen de manera terminal el área de superficie neta del plástico empaquetado para evitar que se degrade en toxinas y microplásticos y colocan al plástico en un viaje seguro de mil años fuera de la industria y fuera de la biosfera. Los ladrillos ecológicos se pueden utilizar a corto plazo en unidades modulares, muebles de lego y espacios abiertos. También se puede utilizar a largo plazo en jardines y estructuras de tierra. 


En pocas palabras es usar las botellas plásticas de la gaseosa que tomamos en casa y rellenarlas con otros materiales no reciclables y no peligrosos (los más comunes son bolsas plásticas y empaques de comida), para luego usarlos como “ladrillos” en la construcción de diversos elementos. 


Paso a paso  para hacer los ecoladrillos

1.Guarda, separa, limpia y seca los plásticos:


Lo primero que tienes que hacer es separar los plásticos que irán en el interior de la botella, pero antes de rellenarla esos plásticos que elegiste deben estar limpios y secos. Supón que quieres utilizar el paquete de papás fritas para tu ecobrick, pues deberás lavarlo y secarlo para poder meterlo a la botella. 

Es importante el lavado y secado porque el plástico sucio dentro de un ecobrick puede provocar el crecimiento microbiológico y la formación de metano dentro del ecobrick. Dado que los ladrillos ecológicos se utilizan a menudo para fabricar muebles para el hogar, también conviene evitar los ladrillos ecológicos antiestéticos, las botellas hinchadas y, en raras ocasiones, las tapas que se salgan.


Los materiales que pueden ir dentro de la botella son: bolsas plásticas, empaques, pitillos e icopor. 

2. Elige la botella


Las botellas que mejor se prestan para la elaboración de los ladrillos ecológicos son las de 1.5 L,  2 L y 3 L. Sin embargo, las botellas de 600 mL también funcionan. Al seleccionar la botella que utilizarás, ten en cuenta tres factores: la disponibilidad de la botella, el volumen y el proyecto para el que se utilizará el ecobrick.

Ten presente que para construir módulos, las botellas deben ser exactamente del mismo tamaño y forma. Para proyectos de construcción al aire libre, la uniformidad exacta no es tan importante, siempre que el volumen sea constante (es decir, todas las botellas de 600 ml). Dependiendo del tamaño de la construcción, se necesitarán botellas de diferentes tamaños. Por ejemplo, las botellas pequeñas hacen buenas paredes y las botellas grandes hacen buenos bancos. 

3. Consigue un bastón o palo de madera


El secreto de todo está en la compresión de los plásticos dentro de la botella, por eso necesitarás un palo como el de una escoba o cualquier herramienta que sea largo y que entre en la boquilla de la botella para ir metiendo y comprimiendo lo que vayas introduciendo para que no haya aire en el interior. 

En ese orden de ideas, el tamaño del palo que debes usar para comprimir los residuos, dependerá del tipo de botella. Vas a necesitar una barra con un diámetro de aproximadamente un tercio del ancho de la abertura de una botella estándar, por lo que aproximadamente 6 mm. También querrás que tenga aproximadamente el doble de la altura del recipiente, con una punta ligeramente redondeada. Evita los palos afilados o con esquinas, ya que pueden romper la botella. 


Para lograr una mejor compresión, el plástico se puede cortar en trozos pequeños y luego empaquetarlo poco a poco, alternando entre agregar el plástico y compactar, capa por capa. La botella se debe girar con cada presión para garantizar que el plástico se compacte uniformemente en toda la botella. Esto ayuda a evitar huecos y a que el empaque alcance la solidez necesaria para las aplicaciones de un bloque de construcción.


Es importante que la botella no esté tan llena, debe haber entre 1 y 2 centímetros entre la tapa y el relleno. Esto se debe a que la mayoría de las tapas están hechas de un tipo de plástico diferente a las del ecobrick y termina siendo la parte más débil del ladrillo. Con el paso de los años, la presión que ejerce el plástico puede agrietarla. 

4. Pesa la botella


A medida que vas rellenando cada botella debes asegurarte de que cumpla con el requisito mínimo para cuando se convierta en un ecoladrillo garantice su durabilidad y calidad. Esto significa que una botella de 600 mL debe pesar más de 200 gramos y una botella de 1.5 L debe tener un peso superior a 500 gramos.

5. Almacena los ladrillos


A medida que vayas llenando botellas, asegúrate de guardar los ecoladrillos en un lugar fresco donde no les de sol. Si puedes, protégelos con un paño o lona para evitar la acumulación de polvo y suciedad (el plástico atrae el polvo y los productos químicos y es difícil de eliminar). Apila horizontalmente, con los extremos apuntando hacia afuera. Es bueno colocarlos sobre una superficie elevada del suelo para evitar daños. 

6.Construye


Una vez que tengas los ecobricks suficientes estás listo para construir. Existen cinco técnicas para construir con tus botellas rellenas de residuos plásticos. La más fácil,  rápida y divertida es crear módulos de manera horizontal y/o vertical, de este modo se pueden hacer bancos, mesas, sillas entre otras estructuras.

Pero si tu objetivo no es construir, puedes entregar tus ecobricks pues hay empresas especializadas en este tema que se encargarán de darle el correcto uso. En ciudades como Bogotá y Medellín, la Corporación Mascarada Jairo Espitia León y el Aula Ambiental Paseo del Río, respectivamente, son las entidades donde puedes entregar tus ladrillos. 


Si quieres saber más sobre los ladrillos ecológicos puedes hacer clic aquí, y allí encontrarás todo respecto a esta innovadora forma de reciclaje. 


Si por el contrario, te es más fácil recolectar las botellas o cualquier otro material reciclable para que otras personas se hagan cargo, puedes acercarte a los diferentes puntos de recolección que tiene Tiendas Calypso en Bogotá, Medellín y Cali. 


En estos puntos podrás dejar empaques y envases aprovechables para darle una adecuada disposición final, de este modo evitarás que estos residuos lleguen a ríos y a mares del país. Los residuos que podrás dejar en los puntos son: 

  • Cartón
  • Plástico
  • PET
  • Tetrapack 
  • Vidrio


Para conocer la ubicación de los puntos de recolección, puedes hacer clic aquí.


Recuerda que… 


No hace mucho, en Colombia cambiaron las reglas de reciclaje en todo el territorio Nacional. Anteriormente, los desechos orgánicos debían ser depositados en bolsa negra, mientras que los materiales reciclables como papel, vidrio o latas en bolsa blanca. 


Ahora, con la nueva organización de las canecas de basura, que está contemplada en la Resolución No. 2184 de 2019 del Ministerio de Ambiente, la clasificación de residuos queda así: 

  • Color blanco: Para depositar los residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.
  • Color negro: Para depositar residuos no aprovechables como el papel higiénico; servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, entre otros.
  • Color verde: Para depositar residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, desechos agrícolas etc.

En Tiendas Calypso somos conscientes de lo importante que es proteger el medio ambiente y por eso, los proveedores de nuestros productos cuentan con procesos que cuidan recursos naturales como el agua y energía y hacen un correcto trato de los materiales sobrantes.

Lona Codra Café

Compartir artículo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos recientes

Crea tu propio gimnasio desde casa

Ejercitarse desde casa, independientemente del tipo de acondicionamiento que se realiza, es una excelente alternativa, para quienes prefieren ahorrar tiempo...

Leer más >>

Aprende a tapizar tus muebles ¿Qué materiales necesito?

La tapicería es un gran oficio para aprender y ejercer, ya que puede ser muy gratificante el crear nuevos muebles...

Leer más >>

Glamping ¿Qué es? y ¿Cómo construir este negocio?

La forma en que se viaja actualmente ha evolucionado. Ya no sólo queremos unas vacaciones genéricas. Ahora preferimos explorar bajo...

Leer más >>